TEMAS

Parásitos intestinales, prevención y tratamiento.

Parásitos intestinales, prevención y tratamiento.

Parásitos intestinales: qué son, cómo se produce la infestación, cuáles son los síntomas. Qué tipo de prevención adoptar y cuáles son los remedios más eficaces para combatir la parasitosis intestinal.

Los parásitos intestinales son microorganismos que viven en el intestino, cuya presencia altera la flora bacteriana creando una infección intestinal más conocida como parasitosis intestinal.

L 'infestación intestinal de estos organismos pueden ocurrir por la ingestión de agua o alimentos contaminados, especialmente carnes y pescados o, en el caso de las verduras, no lavarse adecuadamente pero en algunos casos también por transmisión sexual. Ciertas intolerancias alimentarias también aumentan el riesgo de padecer parásitos intestinales. Los sujetos más predispuestos a contraer la infección son los que tienen bajas defensas inmunitarias, los niños y las personas que viven en ambientes promiscuos.

Parásitos intestinales, síntomas.

Existe una amplia variedad de parásitos que viven en nuestro medio ambiente conocidos por varios nombres científicos y varios tamaños; Actualmente se enumeran más de 170 variedades de parásitos intestinales. Algunos pueden permanecer en el intestino durante años sin mostrar síntomas. Otros, sin embargo, pueden causar diferentes síntomas como:

  • fatiga cronica,
  • dolor de cabeza
  • Diarrea,
  • estreñimiento
  • náusea
  • Él vomitó
  • Dolor de estómago
  • la temperatura
  • dolor de estómago
  • alteraciones del estado de ánimo (nerviosismo, irritabilidad).
  • picazón en el ano
  • pérdida de peso repentina
  • cambios en la apariencia de las heces.
  • pérdida del apetito o, por el contrario, aumento del apetito. Algunos devoran alimentos recién ingeridos, razón por la cual todavía sienten hambre después de cada comida.

¿Cómo se determina la presencia de parásitos intestinales?

Como ya se mencionó, los parásitos intestinales pueden dañar nuestra salud; pueden atacar y debilitar significativamente el cuerpo humano. La situación puede volverse aún más compleja cuando la parasitosis intestinal no se diagnostica de manera oportuna ya que los síntomas pueden confundirse con otras enfermedades. Cuando ocurre una incomodidad física, siempre es bueno investigar a fondo para comprender la causa desencadenante. El factor decisivo para la evaluación es el uso de pruebas de heces.

Parásitos intestinales, prevención y remedios.

Para prevenir la infestación de parásitos intestinales, el primer paso es mantener la máxima higiene personal. Nunca olvide lavarse las manos después de ir al baño. En este sentido, recomendamos enseñar a los niños los principios básicos de higiene lo antes posible. Si los parásitos intestinales u otras formas de parásitos ya han ingresado al cuerpo, la prevención ya no es suficiente.

¿Cómo podemos intervenir para combatir los parásitos intestinales? En primer lugar es bueno seguir la terapia recomendada por el especialista. Incluso los remedios naturales pueden resultar una opción válida en el tratamiento de la parasitosis intestinal.

Nutrición

Ningún remedio será eficaz si no se eliminan todos aquellos alimentos que sirven como fuente de nutrición para los parásitos. Muchos alimentos que consumimos los mantienen fuertes e incluso facilitan su proliferación.

Por ello, durante este tiempo se debe evitar: carnes rojas, carnes poco cocidas, alimentos refinados, jugos envasados, lácteos y todos los azúcares, excepto la miel. En cambio, aumente el consumo de fibras, ya que son esenciales para una adecuada limpieza y salud intestinal. Incrementa la hidratación. por tanto, beba abundante agua entre comidas, para facilitar la digestión de las fibras y favorecer su acción antiparasitaria.

Otro aspecto que no debe pasarse por alto es el consumo regular de probióticos: ayudan a mantener sano el tracto digestivo y equilibran la flora bacteriana.

Hierbas curativas

Existen algunas hierbas que pueden ayudar a matar parásitos y fortalecer el sistema inmunológico:

  • Aceite de orégano: muchos lo recomiendan en el tratamiento contra los parásitos intestinales, gracias a su acción antibacteriana y antiparasitaria
  • Clavo: Según los expertos, puede destruir casi todos los huevos de parásitos. El clavo tiene propiedades antibacterianas, antivirales y antifúngicas y antimicrobianas.
  • Nuez negra: ayuda a expulsar los parásitos intestinales gracias a su acción antihelmíntica,
  • Pino: fortalece el sistema inmunológico gracias a sus propiedades antisépticas,

Higiene

La higiene también juega un papel decisivo contra los parásitos intestinales. Unas condiciones higiénicas inadecuadas y nadar en agua sucia o andar descalzo te expone a riesgos. Los niños se exponen más fácilmente a los parásitos debido a su tendencia a llevarse las manos a la boca.



Video: Lombrices intestinales (Diciembre 2021).