TEMAS

Lisianthus: origen, flores y cultivo

Lisianthus: origen, flores y cultivo

Muy querido por sus flores delicadas y elegantes Lisianthus es una planta bastante común, a veces con otros nombres más comunes. Es especialmente adecuado tanto para amueblar ambientes refinados como para decorar el jardín, tanto para coreografías en ceremonias importantes. Conozcamos sus características y aprendamos a cultivarlo con éxito.

Lisianthus: origen

No conocemos y usamos estas flores desde hace mucho tiempo, su descubrimiento se remonta al siglo XIX. En Europa llegó incluso más tarde, solo en los años 90 del siglo XX. En realidad esta no es una flor originaria de nuestro continente pero nació en áreas de los Estados Unidos donde hay un clima cálido, y también en México, el Caribe y Sudamérica.

El país europeo que más aprovecha esta flor es sin duda Francia, pero Italia también la va descubriendo poco a poco, usándola en las más variadas ocasiones. De hecho, hoy no es una tarea imposible encontrar un Lisianthus en nuestro país, también porque nuestro clima cálido es bastante adecuado para su cultivo, como veremos.

Lisianthus: flores

Otro nombre de esta planta es Eustoma. Es una herbácea anual perteneciente a la Familia GentianaceaeSin embargo, también hay variedades perennes que vuelven a florecer al año siguiente. Lisianthus se puede cultivar tanto en macetas como en tierra, tanto al aire libre en el jardín como en casa.

La razón por la que esta planta es muy popular y amada son sus flores que tienen una forma muy elegante. Ellos son dioses campanas esbeltas y sinuosas, parecen rosas y pueden tener diferentes colores. Lástima que no huelen, de lo contrario serían perfectos. Incluso con este "defecto", las flores siguen siendo perfectas para componer. ramos refinados y delicados, eligiendo el color de vez en cuando según el mensaje que queramos enviar.

Lisianthus: colores

Una flor como la Lisianthus Puedes regalarlo en cualquier ocasión con la certeza de que será muy apreciado. Sin embargo, es mejor saber primero qué mensaje enviar y elegir el color más adecuado para esta flor que, blanca o azul, siempre es deliciosamente hermosa. los lisianthus blancosin embargo, simboliza la pureza, mientras que el azul generalmente se da para disculparse y ser perdonado. También hay otras tonalidades para elegir, por ejemplo, están las que tienden al rosa y al lila, especialmente recomendadas para los enamorados. Si en cambio les damos amarillos, estamos enviando un mensaje de celos.

Más allá del color, esta flor tiene un significado preciso que debe encontrarse en la etimología de su nombre griego eustoma. "Eu" significa hermoso y bueno, "estoma" significa en cambio apertura, boca. Esto puede querer simbolizar una posible apertura sentimental hacia la persona a la que están destinadas las flores. En el mundo de las flores generalmente encontramos al Lisianthus visto como símbolo de gracia y elegancia.

Lisianthus: cultivo

No es difícil pero tampoco baladí hacer crecer una flor como esta que no crece y florece por sí sola, pero requiere nuestra atención y un poco de pulgar verde. Esto ante todo porque es una de esas plantas que proviene de países con un clima que suele ser diferente al de Europa y por eso hay que tener cuidado y no ponernos en la condición de morir de frío, en el verdadero sentido de la palabra.

los Lisianthus sólo se puede cultivar al aire libre en regiones donde las temperaturas nunca bajan de 5 °, una condición difícil de encontrar en Europa excepto en áreas como nuestro sur de Italia o España o Grecia que disfrutan de climas mediterráneos, por lo tanto suaves. Si vivimos en el norte de Italia o en otras áreas con un clima más rígido, debemos equiparnos para cultivar esta flor en interiores, al menos durante la estación fría, cuando podría morir por temperaturas demasiado bajas.

Una vez el problema de temperatura, podemos comenzar a entender dónde colocar nuestra flor asegurándonos de que esté en una sombra parcial o en un área brillante. Es fundamental que nunca sea golpeado directamente por los rayos del sol: correría el riesgo de quemarse, especialmente en los pétalos.

Para entender si estamos regando el Lisianthus de forma correcta, basta con palpar el suelo y comprobar que no esté demasiado mojado. El agua se debe dar con frecuencia para que esté siempre húmeda pero evitando que se pudra. Otra precaución importante se refiere a la delicadeza de la flor: si le damos agua de forma distraída, golpeándola, podríamos estropearla. En invierno, recuerde disminuir la cantidad de agua si no también cambiar a nebulización hasta que vuelva la estación cálida.

Lisianthus: enfermedades

Esta flor también es delicada para la salud y tiene mucho miedo tanto a las enfermedades como a las enfermedades. ataques de plagas. Para entender cómo es podemos analizar el color de las hojas. La presencia de puntos de luz puede suponer un ataque del hongo Oidiopsis que consigue secar completamente la planta, si en cambio notamos algún polvo grisáceo es por “culpa” del mildiú velloso, propio de ambientes húmedos.

Lisianthus también puede ser atacado por el araña roja lo que hace que aparezcan manchas amarillas en las hojas y telarañas en casi todas partes.

Si te ha gustado este artículo sigue siguiéndome también en Twitter, Facebook e Instagram


Video: La Alstromeria Cultivo y Cuidado (Octubre 2021).