TEMAS

Síndrome del túnel carpiano, tratamiento y prevención.

Síndrome del túnel carpiano, tratamiento y prevención.

El síndrome del túnel carpiano es uno de los trastornos más comunes de las extremidades superiores. Los síntomas se caracterizan por dolor agudo, dificultad para moverse, debilidad y hormigueo.

Generalmente ocurre cuando se realizan movimientos constantes y repetitivos que mantienen la mano y muñeca en constante tensión, comprometiendo la sensibilidad y el movimiento de toda la mano. Por ejemplo, al realizar actividades diarias que requieran un movimiento continuo de esta zona, al dormir con las manos dobladas debajo del cuerpo o debajo de la almohada. También hay deportes que causan el síndrome del túnel carpiano, como el tenis, los bolos o el levantamiento de pesas.

Síntomas del túnel carpiano, remedios

El síndrome del túnel carpiano es una neuropatía que no debe pasarse por alto de ninguna manera; ante los primeros síntomas es imprescindible contactar con su médico para que le realicen pruebas específicas, como la electromiografía, con el fin de intervenir con prontitud.

Mientras tanto, podemos recomendar algunas soluciones verdaderamente efectivas para calmar el dolor, la inflamación y brindar alivio. En este sentido, los remedios naturales vienen en nuestra ayuda; algunos ingredientes como el árnica, la cúrcuma o la arcilla son muy adecuados en el tratamiento del síndrome del túnel carpiano.

Gel de árnica

Uno de los remedios más prácticos que se usa tópicamente para calmar el síndrome del túnel carpiano es la árnica. Esta flor amarilla destaca por su alto poder antiinflamatorio. Por este motivo, los geles y cremas derivados de esta planta son un remedio ideal para cualquier tipo de lesión.

Es un remedio frecuente entre los deportistas que buscan alternativas a los antiinflamatorios convencionales. Podemos encontrar diferentes productos a base de árnica: homeopáticos, tinturas, geles, aceite, crema, etc.

Cúrcuma, pimienta y aceite de oliva.

Combinando raíz de cúrcuma, pimienta negra y aceite de oliva obtienes un excelente remedio contra la inflamación y el dolor articular. Aquí tienes una receta para aplicar en la zona a tratar

Lo que necesitamos

  • 25 gramos de cúrcuma en polvo
  • 10 gramos de pimienta negra en polvo
  • 25 ml de aceite de oliva

Cómo proceder

  1. Vierte los ingredientes en un bol y mézclalos bien hasta que la mezcla esté suave.
  2. aplicar la mezcla en la muñeca con un ligero masaje

Paquete de arcilla

La arcilla es uno de los remedios más antiguos para el síndrome del túnel carpiano, así como para cualquier estado inflamatorio. Es muy fácil de aplicar en la zona. Solo hay que tener en cuenta no utilizar recipientes o utensilios de metal o plástico, la arcilla tiene propiedades antiinflamatorias y remineralizantes. Si bien calma el dolor, aporta una gran cantidad de nutrientes que favorecen la cicatrización y la regeneración de los tejidos.

Aceite de aguacate

El aceite de esta preciosa fruta tiene propiedades antiinflamatorias, antioxidantes e hidratantes debido al alto contenido de vitaminas y otros nutrientes. Podemos aplicarlo tópicamente para calmar los síntomas del síndrome del túnel carpiano. Para una mayor efectividad, recomendamos masajear la zona afectada con aceite ligeramente tibio. También podemos utilizar la semilla de aguacate para realizar el masaje.

Gel de aloe vera

El aloe vera es un excelente remedio para casi cualquier dolencia. La sustancia gelatinosa que se extrae de las hojas largas y estrechas de esta planta es muy eficaz para tratar inflamaciones, quemaduras, infecciones y todo tipo de trastornos de la piel.

Podemos aplicar gel puro de aloe vera o combinarlo con alguno de los remedios ya mencionados, como el árnica o el aceite de aguacate. De esta forma amplificamos los beneficios. Podemos extraerlo de la planta nosotros mismos o comprarlo eligiéndolo lo más natural posible.

Compresas de manzanilla

La manzanilla es antiinflamatoria y calmante, por lo que es útil para calmar el dolor de muñeca. Solo prepara una infusión de concentrado y aplícala sobre la zona afectada con una gasa. Alternativamente, podemos aplicar aceite esencial de manzanilla junto con aloe vera o aceite de avocad.

Consejos para evitar el síndrome del túnel carpiano

Si reconoces algunos de los síntomas mencionados anteriormente y no quieres que el problema empeore con el tiempo, te recomendamos que cambies algunos hábitos que podrían provocar este síndrome. Es cierto que es muy difícil cambiar de trabajo o no usar las manos todo el tiempo. Sin embargo, puede mejorar la situación si:

Mantenga sus manos en una posición neutral

Se extiende la posición ideal de la muñeca y la mano. Para ello, será necesario colocar el teclado de manera que sus antebrazos descansen y no sienta la necesidad de doblarlos, lo que también causará menos dolor en sus brazos, hombros, cuello y espalda.

Agarra objetos con toda tu mano

Evite que solo uno o dos dedos agarren, muevan o levanten objetos. Usando solo el índice, el pulgar o el dedo medio, aumentará la presión en la muñeca. Trate de usar toda la mano y alterne de izquierda a derecha.

Lleva un estilo de vida saludable

Es muy importante que las venas estén en buen estado y que la sangre circule por el organismo sin problemas. De esta forma, pasará por manos y muñecas sin encontrar obstáculos.

Además, no olvides que para mejorar esta condición es necesario dormir bien, realizar actividad física regular, no fumar, evitar el sedentarismo y seguir una dieta equilibrada.

Elija artículos ergonómicos

Hay varios objetos diseñados para una mayor comodidad de las manos y muñecas. Por ejemplo, teclados o alfombrillas de ratón. De esta forma, reducirás ligeramente la presión mientras trabajas. Si su empresa no los proporciona, cómprelos usted mismo, ¡por su salud!

Haz ejercicios localizados

¿Quién dijo que las muñecas no se pueden entrenar? Es necesario hacer esto para evitar el síndrome del túnel carpiano. Algunas opciones que te pueden interesar son:

Haz círculos con tus muñecas. Con las palmas hacia abajo y hacia afuera, gire ambas muñecas hacia la derecha (5 veces) y luego hacia la izquierda (5 veces más).
Estire los dedos. Tanto como puedas, manteniendo la posición durante 10 segundos. Repita al menos 3 veces al día.

Tirón del pulgar. Tienes que agarrar el pulgar con la mano opuesta. Tire hacia afuera y hacia adentro, hasta que sienta una ligera presión. Tenga cuidado de no hacer movimientos bruscos, porque el hueso podría moverse y causarle mucho dolor.

Aprieta tu puño. Cierra tu puño con toda la fuerza que tienes. Puede apretar una pelota de goma si lo desea. Apriete y luego relaje los puños unas 10 veces. Puede hacer esto mientras habla por teléfono, mientras mira una película o viaja en el metro.

Levanta algo de peso. Mantenga siempre un peso de no más de 2 kg a su disposición. Puedes comprarlo o hacerlo tú mismo llenando una botella con arena. Siéntese frente a una mesa. Descanse los antebrazos y deje colgar las manos. Suba y baje las muñecas. Repite el movimiento 10 veces.


Video: Qué es y cómo prevenir el Síndrome del Túnel Carpiano? 24 Horas TVN Chile (Mayo 2021).