TEMAS

Cómo hacer mazapán

Cómo hacer mazapán

La receta de Mazapán es muy fácil de hacer y solo requiere cuatro ingredientes y unos minutos de su tiempo. De hecho, todo lo que necesitas para hacer esta receta es azúcar, miel o jarabe de maíz y harina finamente molida. Puedes moler tu harina con un robot de cocina, o comprarla ya en el formato que se requiera para la preparación de esta sencilla receta.

A continuación, puedes añadir otros elementos a la receta básica, como aromas como agua de rosas, extracto de almendras o extracto de vainilla. Y, además, te recordamos que el mazapán se puede colorear y dar forma a postres que reproduzcan frutas o verduras, o incluso para cubrir una tarta con decoraciones realmente extraordinarias.

Habiendo aclarado lo anterior, ¡intentemos llegar al corazón de nuestro análisis en profundidad!

¿Para qué se usa el mazapán?

los Mazapán se usa comúnmente como relleno para dulces, para colorear y dar forma a pasteles de una manera divertida, o para cubrir donas y más. Es similar a la pasta de almendras, pero contiene más azúcar y, por lo tanto, es más dulce.

El mazapán se puede moldear, colorear y usar para cubrir pasteles con miles de decoraciones diferentes. Delicioso, no es tan suave como modelar chocolate o fondant, y se rompe y se desgarra si intentas estirarlo.

Dicho esto, notarás que la receta de mazapán que queríamos compartir contigo hoy es sin claras de huevo, que en cambio se usa tradicionalmente para hacer mazapán. Sin embargo, a muchas personas no les gusta o no pueden comer huevos y, por eso mismo, utilizan miel o jarabe de maíz como aglutinante en lugar del álbum. Nada te lo impide, claro, más que optar por una receta tradicional y, por tanto, elegir las claras en su lugar.

Además, la vida útil del mazapán sin claras de huevo es generalmente más larga. En cualquier caso, si prefiere utilizar clara de huevo, sustituya la mitad del almíbar por clara de huevo pasteurizada. Si usa miel, tenga en cuenta que el mazapán tendrá un sabor que se parecerá a este ingrediente.

¿Cuál es la diferencia entre mazapán y pasta de almendras?

Aunque son muy similares (ambos hechos con almendras y azúcar), el mazapán y la pasta de almendras son bastante diferentes entre sí. La pasta de almendras no es muy dulce y por lo general no tiene sabor. El mazapán tiene una textura muy fina, más dulce y firme que la pasta de almendras, por lo que puede mantener su forma.

Pero, ¿qué ingredientes necesitas para hacer tu mazapán?

Primero consigue algo almendras blanqueadas, harina de almendras finamente molida o finamente molida, y azúcar en polvo, que agrega dulzura a la receta. Luego, agregue también un extracto como almendras, vainilla o agua de rosas, y más jarabe de maíz o miel, que se usa como aglutinante en lugar de claras de huevo, para mantener unida la mezcla de almendras.

La receta del mazapán

Mucha gente prefiere comprar mazapán listo para usar, en el supermercado, pudiendo así tener una pasta suave y muy fina. Pero eso no significa que no pueda obtener un resultado aún mejor haciendo el suyo. ¿Pero cómo?

Si planeas hacer tu propia harina de almendras y, por lo tanto, comienzas a planificar un ingrediente clave para nuestra receta, usa almendras blanqueadas sin piel para que la harina quede agradable y clara.

Muele las almendras blanqueadas en robot de cocina. Tamiza las almendras a través de un colador para quitar los trozos grandes y luego devuelve los trozos más grandes al procesador de alimentos para molerlos nuevamente. Repite el proceso hasta que tengas suficiente harina de almendras finamente molida.

Entonces, deje reposar el mazapán durante la noche antes de manipularlo, combina los ingredientes hasta que empiecen a pegarse y amasa el mazapán con un poco de mantequilla hasta que quede suave. Envuelva y refrigere hasta que necesite usarlo.

Cómo utilizar el mazapán

¡El mazapán se puede colorear, espolvorear, dar forma o usar como relleno para toneladas de recetas! Por otro lado, ¡el mazapán es realmente fácil de usar!

Puede modelar con sus manos o herramientas, se puede colorear con colorantes alimentarios o espolvorear. Lo bueno del mazapán es que el color base es el marfil, por lo que podrás lucir tu máxima creatividad, obteniendo resultados que parecerán muy reales en comparación con la formulación que pretendes crear.

Para colorear mazapán marrón oscuro, por ejemplo, simplemente agregue un poco de cacao en polvo.

Recuerda que para evitar que el mazapán se pegue a tus manos, puedes ayudar poniéndote mantequilla en las yemas de los dedos y amasando junto con el mazapán hasta que ya no esté pegajoso.

Además, puedes usar mazapán para cubrir los pasteles, teniendo en cuenta que el mazapán no es muy elástico y por lo tanto requerirá un poco más de habilidad.


Video: EL SUCESOR DEL CUATILLO!! Entrevista (Octubre 2021).