TEMAS

Técnicas de relajación: cómo contrarrestar el estrés

Técnicas de relajación: cómo contrarrestar el estrés

Para muchos de nosotros, es suficiente relajarse en el sofá y ver la televisión al final de un día estresante para poder relajarnos.

Sin embargo, esto hace poco para muchas personas, y lo más importante y para todos, ciertamente no es capaz de reducir los efectos nocivos del estrés.

Más bien, es necesario activar esa es la respuesta natural de "relajación del cuerpo", que es un estado de relajación profunda que frena el estrés, ralentiza la respiración y el ritmo cardíaco, baja la presión arterial y devuelve el equilibrio perfecto al cuerpo y la mente.

Pero, ¿cómo se logra esto?

Al contrario de lo que pueda estar pensando, todos podemos seguir algunos técnicas de relajación, solo o con la ayuda de una aplicación que pueda "guiarnos" para relajarnos. Sin embargo, es importante recordar, de esta parte introductoria, que no existe una técnica de relajación única que funcione para todos. Y, dado que todos somos diferentes, la técnica correcta es la que se adapta a usted, que se adapta a su estilo de vida y es capaz de enfocar su mente para obtener la respuesta de relajación deseada.

Esto significa que para encontrar la técnica de relajación adecuada, tendrá que pasar por un camino de prueba y error para encontrar la técnica (o técnicas) que funcionan mejor para usted.

Una vez identificada la mejor técnica, esta será un aliado válido para ayudarte reduce el estres y elansiedad todos los días, mejoran el sueño, aumentan la energía y el estado de ánimo y contribuyen a una mejor salud y bienestar general.

Lea también: Cómo relajarse el fin de semana

Relájate con respiración profunda

Empecemos recordando que el respiración profunda es una técnica de relajación simple pero poderosa. Es fácil de aprender, se puede practicar en casi cualquier lugar y proporciona una forma rápida de controlar los niveles de estrés.

La respiración profunda es la piedra angular de muchas otras prácticas de relajación y se puede combinar con otros elementos relajantes como la aromaterapia y la música. Todo lo que necesita son unos minutos de tiempo y un lugar para sentarse tranquilamente o relajarse.

Una vez hecho esto, coloque una mano sobre su pecho y la otra sobre su estómago. Inhala por la nariz. La mano en el vientre debe levantarse. La mano en el pecho debe moverse muy poco.

Exhala por la boca, expulsando tanto aire como puedas mientras contraes los músculos abdominales. La mano en el abdomen debe moverse hacia adentro mientras exhala, pero la otra mano debe moverse casi imperceptiblemente.

Continúe inhalando por la nariz y exhale por la boca. Trate de inhalar lo suficiente para que la parte inferior del abdomen suba y baje en consecuencia. Cuente lentamente mientras exhala.

Si le resulta difícil respirar desde el abdomen mientras está sentado, intente acostarse. Coloque un libro pequeño sobre su estómago y respire de modo que el libro suba al inhalar y baje al exhalar.

Ahora bien, no todo el mundo sabe por qué esta técnica de respiración puede ser útil. La respuesta es simple: el respirando desde el vientre Estimula el nervio vago, que va desde la cabeza a lo largo del cuello, pasando por el pecho, hasta el colon. Es un nervio importante para activar la respuesta de relajación, reducir la frecuencia cardíaca y la presión arterial y disminuir los niveles de estrés.

Relajación muscular progresiva

los relajación muscular progresiva Es un proceso de dos pasos en el que diferentes grupos de músculos del cuerpo se estiran y relajan sistemáticamente.

Con la práctica regular, esta técnica de relajación le dará una familiaridad íntima con la tensión, así como la relajación completa, se siente en diferentes partes del cuerpo y puede ayudarlo a reaccionar ante los primeros signos de tensión muscular que acompañan al estrés. Y cuando tu cuerpo se relaja, tu mente también se relajará. Pero, ¿cómo se practica?

Empiece por aflojarse la ropa, quitarse los zapatos y ponerse cómodo. Tómese unos minutos para inhalar y exhalar con respiraciones lentas y profundas. Cuando esté listo, cambie su atención a su pie derecho. Tómate un momento para concentrarte en cómo se “siente” este grupo de músculos y luego tensa lentamente los músculos del pie, apretando tan fuerte como puedas. Mantenga su posición contando hasta 10.

Luego, relaje el pie. Concéntrese en la tensión que fluye y en cómo se siente el pie cuando libera la contracción. Permanezca en este estado relajado por un momento, respirando profunda y lentamente.

Luego, dirija su atención a su pie izquierdo. Siga la misma secuencia de tensión muscular y liberación. Avanza lentamente por el cuerpo contrayendo y relajando los diferentes grupos musculares.

Es posible que se necesite un poco de práctica al principio, pero trate de no estirar músculos distintos de los esperados.

Relájate con la visualización

Allí mostrar, o la técnica de la imagen guiada, es una variante de la meditación tradicional que consiste en imaginar una escena en la que uno se siente en paz, libre para soltar toda tensión y ansiedad. Elija el entorno que más lo calme, ya sea una playa tropical, un lugar favorito de la infancia o un tranquilo valle boscoso.

Puede practicar la visualización solo o con una aplicación especial. Puedes optar por seguir esta técnica en silencio o utilizar ayudas auditivas, como música relajante o una máquina de sonido o una grabación que coincida con tu escenario elegido: el sonido de las olas del mar si has elegido ver una playa, por ejemplo.

Es importante que durante esta técnica pueda disfrutar de la sensación de que sus preocupaciones van a la deriva mientras explora lentamente este lugar de descanso tan personal. Cuando esté listo, abra suavemente los ojos y regrese al presente. No se preocupe si a veces pierde de vista dónde se encuentra. ¡Esto es completamente normal!


Video: 6 TÉCNICAS DE RELAJACIÓN SENCILLAS Y EFECTIVAS CONTRA EL ESTRÉS. (Julio 2021).