TEMAS

Piedra volcánica, sus usos en jardinería

Piedra volcánica, sus usos en jardinería

los lapilli volcánico es una roca fundida, producida por la actividad de los volcanes que, actuando a muy altas temperaturas, "producen" estos lapilli de su cráter que, una vez fríos, se convierten en rocas quebradizas, de color marrón / rojo, ricas en sales minerales y muy porosas.

Un material que se ha utilizado durante mucho tiempo en jardinería pero… ¿por qué motivos?

Características del lapilli volcánico

Para comprender plenamente cuáles son las características del lapilli volcánico introducimos enseguida que es una roca inerte, que no puede cambiar el pH natural del suelo y no fertiliza. Ricos en sales minerales, estos elementos tienden a disolverse gradualmente en el suelo en el que se colocan.

En el mercado, los lapilli volcánicos se venden con varios tamaños de grano: por lo tanto, puede elegir el tipo más adecuado para el uso que desea hacer de ellos. En principio, los tamaños de grano más pequeños se utilizan para hacer que el suelo más compacto tenga más drenaje, mientras que los tamaños de grano más grandes se utilizan en lugar de arcilla expandida.

Consecuencias del lapilli volcánico

Pero cuales son los Consecuencias él efectos de El lapilli volcánico en jardinería?

Descubrirlo es muy sencillo, dado que existen numerosos beneficios sustanciales y formales. Por otro lado, basta con echar un vistazo a los parterres y al terreno donde se almacena el lapillus: el aspecto estético será mucho más agradable que con el mantillo tradicional.

En cuanto a su función, el lapilli volcánico tiene una utilidad muy comparable a la que realiza la corteza, protegiendo el suelo del aislamiento y la insolación, del deshierbe y más.

Lea también: Túnel del jardín de invierno

Piedra volcánica como mantillo

Allí mantillo en piedra de lava, o en lapilli volcánico, es uno de los mantillos más prácticos y funcionales. Tiene características similares a los mantillos tradicionales, ya que permite un correcto flujo de agua sin absorber ninguna. Al igual que otros materiales comparables, la piedra de lava también ayuda a que el suelo se mantenga caliente, aunque no de la misma manera. Mientras que otras sustancias "gomosas" actúan como aislantes del calor, el lapillus volcánico absorbe el calor durante el día y luego ayuda a las plantas a mantenerse calientes toda la noche.

El lapilli volcánico también es útil como mantener la humedad y, con la ayuda de una barrera como tela o plástico debajo, puede evitar que las malas hierbas entren en su jardín. En el extremo opuesto del espectro, el lapilli es bastante ligero y, por lo tanto, es posible que no permanezca muy firme y estable.

Además, es necesario tener cuidado al utilizar piedra de lava para este propósito, ya que se podría acumular material no deseado entre las rocas, impidiendo que el aire y el agua lleguen al suelo correctamente.

Alternativas al lapilli volcánico en el jardín.

Como se sabe, el lapilli volcánico no es la única alternativa que puede utilizar para lograr los propósitos anteriores, aunque no todos los remedios tendrán las mismas características de bondad.

Por ejemplo, muchas personas intentan optar por uno mantillo de caucho, incluso si no es exactamente ideal para tus áreas verdes. El mantillo de caucho generalmente está hecho de caucho reciclado y tiene la capacidad principal de aislar el suelo del calor en comparación con el mantillo de madera. Además, dado que el caucho es un material no poroso, la humedad no se dispersa a través de la capa de mantillo hacia el suelo subyacente.

Una alternativa muy popular en Italia es el mantillo de corteza que, como su nombre indica, proviene de la corteza de los árboles. Más precisamente, es la corteza que se ha recolectado de varias coníferas, como pinos y abetos. Cubrir la corteza con mantillo es definitivamente una de las opciones más agradables desde el punto de vista estético, ya que los copos de corteza grandes llaman la atención bastante bien y también tienen buenos beneficios para el crecimiento de las plantas, porque, por ejemplo, no permite que la humedad se evapore muy bien. Además, con el envejecimiento, puede aportar nutrientes al suelo. Por otro lado, hay que tener en cuenta que es una sustancia bastante ligera, por lo que puede ser movida por el viento o la lluvia. Además, puede ser un poco frágil y propenso a astillarse.

Agregamos, entre las principales alternativas, también el acolchado en madera dura, potencialmente muy barato. Dado que se compone básicamente de residuos de la tala de árboles y viejos objetos de madera, es una alternativa de bajo costo. En jardines y otras situaciones de paisajismo, las virutas de madera se pueden usar alrededor de plantas que no requieren mucho ácido, ya que tiende a ser una solución alcalina. Sin embargo, tenga cuidado: este componente es propenso a volverse gris después de un tiempo, momento en el que deberá ser asaltado y volteado o arrojado. Además, las virutas de madera dura son un gran buffet para las termitas, por lo que no se recomienda tener mantillo de madera dura en un jardín que bordea su casa.

Finalmente, puedes optar por usarlos como mantillo. hojas caídas de los árboles. Esta solución no cuesta absolutamente nada, no requiere mucho trabajo y funciona bastante bien. Sin embargo, hay un par de advertencias a tener en cuenta al usar hojas como mantillo.

en particular, se deben triturar las hojas y controlar el suelo para que no se cree una capa de hojas demasiado gruesa, que podría tener efectos negativos indeseables en el suelo, como evitar que el aire y el agua fluyan hacia él. interior. Al mismo tiempo, también pueden retener demasiada humedad, teniendo en cuenta posibles problemas de podredumbre y hongos.

Esperamos que estos consejos te hayan sido útiles: ¡habla con tu jardinero de confianza para obtener más información!


Video: 14 PIEDRAS DECORATIVAS para tu jardín (Noviembre 2021).