TEMAS

Aceitunas en aceite: ¿como se elaboran?

Aceitunas en aceite: ¿como se elaboran?

los aceitunas en aceite son una de las recetas más sencillas de la tradición culinaria italiana y una de las conservas de temporada más populares.

Una de las razones por las que existe una difusión tan amplia es que, básicamente, estamos hablando de algo que es alcanzable de una manera muy sencilla, que sigue unos pasos consecuentes. De hecho, se parte de la salazón de las aceitunas, que les permitirá obtener ese sabor típico que las distingue, para luego pasar a una serie de ciclos de lavado y, finalmente, a la conservación con aceite de oliva virgen extra.

De todos modos, intentemos averiguar más compartiendo contigo la receta más simple para conseguir una buena. aceitunas en conserva en aceite ¡que puedes usar cuando quieras para dar sabor a cientos de platos!

Los ingredientes

Comencemos con uno frase preparatoria, que nos permitirá obtener nuestras codiciadas aceitunas en aceite.

Los ingredientes para aproximadamente 1,3 - 1,5 kg de aceitunas (¡por lo tanto, las necesidades de una familia para una larga temporada de creatividad en la cocina!) Son iguales a 2 kg de aceitunas, tarros de tamaño variable según los hábitos, agua y sal.

Para la conservación, sin embargo, necesitarás 2 litros de aceite de oliva virgen extra de alta calidad, laurel, ajo, orégano, sal y, si quieres, algo de guindilla y aromas que darán sabor a tu preparación.

Si tiene todo esto junto, podemos empezar a ocuparnos del receta!

Cómo hacer aceitunas en aceite

Lo primero que te recomendamos hacer es tomar las aceitunas y enjuagarlas adecuadamente. Cuando hayas terminado esta fase, te encontrarás frente al primer cruce: ¿dejar las aceitunas con el hueso, o deshuesarlas?

Nuestra sugerencia es seguir este segundo camino. Sabemos que es un poco complicado tomar el stoner y explorar decenas y decenas de aceitunas, pero hacerlo te garantizará dos fantásticos beneficios:

  • no tendrás que apedrearlos en el momento de saboreo;
  • permitirás que el aderezo "penetre" mejor en la aceituna, realzando aún más sus sabores.

¿Hecho?

Lea también: Sosa cáustica para el tratamiento de aceitunas

En este punto, coge un bol en el que habrás colocado agua y sal. No existen reglas "precisas" para el agua salada y, por lo tanto, mucho dependerá del resultado que se desee lograr. Sin embargo, si necesita un punto de referencia, le sugerimos que utilice una proporción de 1 cucharada de sal por cada litro de sal. Sin embargo, si se da cuenta de que se pone un poco demasiado salado de esta manera, reduzca gradualmente la cantidad de sal hasta encontrar la mezcla deseada.

Proceda a remojar las aceitunas y manténgalas así durante al menos una semana. Por supuesto, como te enseñará la receta de cualquier buena abuela, tendrás que enjuagarte con bastante frecuencia, teniendo en cuenta que se sugiere un reemplazo al menos 2 veces al día.

Una vez pasada la semana, prueba una aceituna o dos para poder comprobar que definitivamente han perdido el sabor amargo que los distingue, y que quizás no sean demasiado salados.

Si la cata no da los resultados deseados, porque quizás las aceitunas todavía estén demasiado amargas, déjalas quietas en el bol y procede con las inmersiones habituales en agua y sal.

Si, por el contrario, la cata te da aceitunas demasiado saladas, sigue buceando solo con agua, sin sal. De esta forma debería poder "corregir" el exceso de salazón de los alimentos.

Cuando las aceitunas sean buenas para tu paladar, finalmente puedes escurrirlas y colocarlas sobre un paño de cocina limpio. Déjalos secar durante un día, preferiblemente al sol y, cuando estén completamente secos, colócalos en frascos de vidrio esterilizados. Agregue sal y cualquier saborizante (ajo, orégano, etc.) y rellénelo con aceite, tratando de liberar las burbujas de aire que se puedan formar en el recipiente. También agregue algunas hojas de laurel.

Al final de esta operación, presionar un poco las aceitunas para asegurarse de que no haya aire, y asegurarse de que el aceite supere a todas las aceitunas y alcance aproximadamente 1 cm del borde de la jarra. Luego coloca los sellos en los frascos y deja reposar las aceitunas por una noche. Al día siguiente, verifica si hay o no burbujas de aire y, una vez que estés seguro de que no las hay, procede a cerrar los frascos y esterilizarlos. Una vez comprobado el vacío y enfriado los envases, colócalos en una despensa, lejos de fuentes de calor y luz.

Una vez finalizada esta fase, tus aceitunas están listas para ser consumidas. ¡Antes de comerlos, espere al menos 1-2 semanas para permitir que el aceite les dé el sabor adecuado!


Video: Elaboración de Aceite de Oliva Virgen Extra. Cooperativa Santa Ana de Salar Granada. (Noviembre 2021).