TEMAS

Antártida: récord de fusión del hielo

Antártida: récord de fusión del hielo

LA glaciares de la antártida no gozan de buena salud. En solo tres años se ha perdido un área más grande que México, equivalente a 2 millones de kilómetros cuadrados de hielo. Un proceso catastrófico que comenzó en 2014.

Así lo revelaron los análisis realizados por un investigador del NASA a través de imágenes de satélite.

Derretimiento del hielo: los estudios por satélite

El impactante aumento de la fusión del Polo Sur fue identificado por el investigador Claire L. Parkinson de El Laboratorio de Ciencias de la Criosfera de la NASA, que opera en el Goddard Space Flight Center en Greenbelt, Maryland.

Desde finales de la década de 1970 hasta hace cinco años, el hielo antártico creció de manera constante a lo largo de los inviernos australes, alcanzando su punto máximo en 2014. Desde entonces, ha habido una inversión de tendencia que ha llevado a una disminución dramática en tres años.

Según los datos de Parkinson, si en 2014 el hielo ocupaba unos 12,8 millones de kilómetros cuadrados, en febrero de 2017 descendió a 10,7 millones de kilómetros cuadrados. Para agravar el panorama ya impresionante, los picos negativos que se detectaron en mayo y junio de este año, que son superiores a los registrados en 2017.

Las causas de la disolución

El mecanismo que está desencadenando esta oleada inesperada aún no está completamente claro. LA cambios climáticos en progreso podría jugar un papel decisivo en el derretimiento del hielo del Polo Sur, sin embargo, los científicos no descartan que pueda ser un fenómeno transitorio.

Según algunos estudiosos, la tesis más acreditada sería la de la "variable natural": es decir, los vientos tendrían una clara influencia sobre el hielo. Apoyar esta posibilidad es, por ejemplo Mark Serreze, Director de Centro Nacional de Datos y Nieve Estados Unidos, según el cual es prematuro afirmar que el reciente descenso "es una prueba del inicio de un declive a largo plazo impulsado por el efecto invernadero“.

Además de la diferente acción de los vientos, se enumeran otros factores como posibles causas de la disolución, entre ellos El niño, un fenómeno climático periódico que determina una fuerte calefacción de las aguas de los océanos Pacífico Central, Sur y Oriental.

Un planeta cada vez más caliente

Mientras se espera que la ciencia siga su curso ofreciendo una respuesta precisa y definitiva, mientras tanto, ni siquiera el hemisferio norte del planeta parece estar bien. El 4 de julio, en Alaska se han registrado temperaturas nunca antes registradas. En Anchorage, una ciudad costera conocida por ser la más fría de los Estados Unidos, el termómetro alcanzó los 32,2 grados, prácticamente la misma temperatura que Miami.

Además, durante todo el mes de junio, en el estado de Estados Unidos, que se encuentra en parte dentro del círculo Artico, las temperaturas aparecieron por encima del promedio estacional. Según los expertos, estas cifras anómalas se deben al menos en parte al calentamiento que está afectando al Océano Ártico.

En cambio, las temperaturas en los límites de la resistencia humana se registran en Norte de la india. Los estudiosos han señalado que este es el segundo período premonzónico más seco de los últimos 65 años. El termómetro alcanzó picos superiores a los 50 grados centígrados, provocando muertes, graves consecuencias para la salud de la población y una inevitable escasez de agua.

Demasiados casos. Demasiadas "coincidencias" paralelas. Es evidente que algo en el clima mundial está cambiando. A pesar de todo, hay quienes aún persisten en negarlo por desconfianza, por frivolidad o, en el peor de los casos, por interés personal.


Video: Nueva temperatura récord registrada en la Antártida. Como de otro planeta (Septiembre 2021).